Vida y logros del death metal (y II)

live_zarata_encabezado_calaveras

La semana pasada repasábamos los orígenes del death metal, desde el postureo trashista de Possessed al abrazo del oso de Deicide. Esta semana acabamos de hablar del metal muerto viendo cómo el género tuvo tantas ramificaciones que más que un estilo musical parece la genealogía borbónica.

Y es que, como decía en el primer capítulo, el death metal se creo de forma casi conjunta entre varios países. Los más puristas podrán decir, y no les falta razón, que son los Estados Unidos y Suecia los que se pueden adjudicar el mérito de ser los pioneros. Pero, tal y como lo conocemos hoy, han sido muchos los que le han dado forma.

Pero empecemos por los precursores, si os parece. Estados Unidos vio dos escenas diferenciadas pero que acabaron confluyendo. Hablo de Florida, cuna de grupos como Death, Morbid Angel o Deicide, similares en temática pero más melódicos en su propuesta. También destacan Obituary (anteriormente Executioner), Atheist o Cynic.

live_zarata_morbid_angel

Morbid Angel – Imagen tomada de Last.FM

De Los Ángeles viene un sonido mucho más bestia que acabó dando forma al brutal death metal, basado en ritmos más rápidos, voces guturales y temáticas extremas. Destacan cosas como Exhumed, Impaled y Deeds of Flesh.

Es Nueva York la que consigue que una banda destaque en el género. Cannibal Corpse no dejó a nadie frío con sus portadas y sus letras gore. Pero también de la Gran Manzana vienen, con un sonido más punk y seco, maravillas como Suffocation o Immolation.

live_zarata_cannibal_corpse

Cannibal Corpse – Imagen tomada de la web oficial

No nos podemos ir del continente americano sin olvidarnos de Canada, donde a pesar de no contar con todo el apoyo del mundo, sí que han logrado destacar bandas como Kataklysm, Cryptopsy o los deathcoretas The Agonist.

Ya en el viejo continente nos tenemos que ir a Inglaterra para conocer a Carcass y a Napalm Death, precursores auténticos del death (y del grind). También de la Gran Bretaña son los relativamente nuevos Sylosis, que están gozando de baños de multitudes.

Los Países Bajos trajeron consigo sonidos más técnicos y progresivos, con grandes ejemplos como Gorefest, Asphyx (excelente ejemplo de death y doom metal), Pestilence y God Dethroned, quienes practican blackened death metal, un death fuertemente influenciado por el black.

Bajo este estandarte oscuro también se guían los grupos polacos, con ejemplos como Vader, Decapitated o Behemoth. Son la última hornada en el death, y se les puede atribuir que el género haya tenido una segunda juventud.

live_zarata_behemoth

Behemoth – Imagen tomada de The Gauntlet

Noruega, donde parece que solo existe el black metal, tuvo en su momento un importante número de bandas adscritas a al death. Tal es el caso de los primeros trabajos de Emperor, Immortal, Darkthrone, o Arcturus, bandas hoy día blackers pero que empezaron sonando muy diferente. Hoy son Cadaver Inc. o Zyklon los grandes ejemplos de death metal noruego.

Nuestro país también ha abrazado el género. De grupos de los 90 persisten Avulsed y Haemorrhage, dos grandes bandas que se han reinventado una y otra vez. Entre otras también me gustaría destacar Kubla Khan o los andaluces Anvil of Doom, aunque hay muchísimas más en la escena mainstream y underground.

live_zarata_dark_tranquillity

Dark Tranquillity – Imagen tomada de Pecado Mortal

Dejo mi favorita para el final. Y es que Suecia ha sido una de las ramas más exitosas del death metal global, con un sonido que ha supuesto un soplo de aire fresco y una reinvención de los tópicos que lo estaban dejando encasillado.

No hablo ya de Bloodbath, más centrado en el death metal old-school, sino de los precursores del Gothenburg metal, un subgénero más melódico, aún vivo, por el que han pasado maravillas como Soilwork, At The Gates, Dark Tranquillity o mis adoradísimos (aunque malogrados) In Flames. Otros grandes ejemplos suecos son Children of Bodom, Arch Enemy o Amon Amarth. Grupos que habéis visto por aquí y que seguro os suenan.

Anuncios

Acerca de Xabi

Juntaletras de Live! Zarata. Mayordomo en Xenogames. Monaguillo en Indieorama. Stranger in a strange land, de toda la vida. Con un 20% más de pasta en las gafas. @wickedtxild si te van los ciento y pico caracteres.
Esta entrada fue publicada en Historias y leyendas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vida y logros del death metal (y II)

  1. Pingback: El disco del mes: Dark Tranquillity – Damage Done | Live! Zarata

No te cortes, dí lo que piensas:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s